Entrenamiento mental: parte I

Actualizado: may 13

Cuando se habla del entrenamiento físico se tienen en cuenta los siete principios básicos del entrenamiento según Fred Hadfield, profesor y editor de la Asociación Internacional de las Ciencias Deportivas.


Quienes preparan y realizan un entrenamiento lo hacen porque esperan un cambio. Quieren cambiar su físico bien para prepararse una prueba, una maratón, un partido o simplemente quieren estar en forma y para ello tienen que dar “forma” a esos músculos.  


Pues bien, volviendo al plano emocional, ¿y si el cambio viniera antes? ¿y si ese cambio nos es impuesto y entonces solo nos queda crear y adaptar un entrenamiento específico para él?

Siguiendo la técnica de la inversión como recoge Edward de Bono en su libro “Pensamiento lateral: manual de Creatividad”, partiendo de darle la vuelta al problema podemos encontrar soluciones.


Por ejemplo, la pandemia de #Coronavirus nos ha pillado a todos por sorpresa. Es un cambio en nuestras vidas sin precedente. Dudo mucho que alguien tuviera un plan de entrenamiento creado y que lo siguiera para cuando viniera esta o cualquier otra epidemia.


 Sin embargo, ¿y si una vez que ha llegado, nos preparamos un plan de entrenamiento mental para fortalecer nuestra mente frente a ella? ¿Y si, una vez que tenemos el plan hecho, nos sirviera para cuando venga otro covid-19 o un cambio de trabajo, un cambio de pareja, en definitiva, una situación que sacuda tu estructura vital?


A eso lo llamo entrenamiento emocional.

Veamos cuáles son sus principios.


1. Principio de las diferencias individuales

El entrenamiento debe ser específico para cada uno por lo que no conviene generalizarse ni hacerse extensible a otras personas. 

En el entrenamiento emocional hay que tener en cuenta que cada persona tiene una escala de #valores. Si los tuyos que están en el top 5 son los que han sido tocados, necesitan más tiempo de recuperación que los de más abajo.


Por ejemplo, si uno de mis valores top es la libertad, estos días de confinamiento se ha visto muy tocada, más bien coartada. ¿Qué debo hacer? Enfocar mi trabajo en sentirme libre, crear rutinas que precisamente sirvan de vía de escape a mi libertad y buscar espacios (virtuales) donde mis pensamientos y acciones sean liberados.

Existen numerosas variables, por lo que lo mejor es tener un entrenamiento emocional en función del cambio, área de acción o aspectos de tu vida.

2. Principio de supercompensación

El cuerpo sufre cualquier sobre-esfuerzo, supercompensa y adapta el cuerpo a los diferentes niveles de estrés a los que se ve sometido.

Un ejemplo de las consecuencias a este sobre-esfuerzo es la ansiedad, depresión, miedo, ira. A menos escala, otro ejemplo sería nerviosismo, tensión, insomnio, migrañas, dolor localizado, etc.. Por lo tanto, hay que tener en cuenta los límites de cada uno y saber cuándo parar. El cuerpo humano está hecho para adaptarse. Ahora bien, si es sometido a un estrés constante, aprenderá a que tiene que convivir con ello. Un estrés sostenido en el tiempo, no es nada bueno. Con lo cual, debemos tener muy en cuenta nuestros límites y saber parar a tiempo. 


3. Principio de sobrecarga

Para mejorar, debes conocer tus límites, llegar hasta ellos y superarlos. Para ello necesitarás forzar, es decir, desarrollar tu mente y no estancarse siempre en tus límites. Pero siempre con la precaución de no caer en lo que se describe en el punto anterior.





4. Principio de adaptaciones específicas a necesidades impuestas

La mente se adapta de una forma muy concreta a los aspectos que entrenas. Para cada habilidad hay que aplicar un entrenamiento específico, ya que no existe el entrenamiento milagro que contribuya a mejorar todas las habilidades simultáneamente.

Por ejemplo, si quieres entrenar la gestión de relaciones personales, deberás aplicar las estrategias específicas de saber qué hacer con tus emociones y analizar tu entorno social en las situaciones que se te vayan planteando.  


5. Principio del síndrome de adaptación general

Cuando nuestro cerebro se ve sometido a estrés fisiológico, primero se manifiesta una fase de alarma en la que el cuerpo advierte del esfuerzo recibido a través de la fatiga y el cansancio. Después hay una fase de resistencia en la que el cuerpo trata de sobreponerse. Y por último, llega el inevitable momento del agotamiento cuando no hay reposo en una actividad mental prolongada.

¿Te suena? Bueno, estos días lo estamos sufriendo con el #coronavirus. Primero estrés, después resistencia y por último agotamiento. Pero podemos entrenar la resistencia para minimizar el agotamiento.


¿Cómo hago esa adaptación? Como cualquier entrenamiento físico, de forma gradual. Haciendo una pequeña tarea un día. Y superándome cada día.

Decía Darwin que “la especie que sobrevive no es la más inteligente ni la más fuerte, sino la que mejor se adapta al cambio”.





6. Principio de uso / desuso

Tras el punto anterior, surgen las preguntas de qué hacer para recuperarse de ejercicios de alta intensidad. La clave es encontrar la compensación entre periodos de actividades de baja y alta intensidad. Es decir, compaginar momentos álgidos de esfuerzo, de trabajo, de entrenamiento; con momentos de placer, ocio y disfrute.

7. Principio de especificidad

Aunque los entrenamientos específicos son necesarios para mejorar en las distintas disciplinas, es indispensable un entrenamiento generalizado que complemente al específico. Es decir, compaginar entrenamiento para el desarrollo personal con otros entrenamientos más específicos y orientados a la consecución de tus objetivos.

Por ejemplo, puedes compaginar el entrenamiento de SEF Premium Club con otros específicos de marketing digital, diseño web, comunicación, etc.  


Evidentemente, puede haber otros principios en los que basar tu entrenamiento, pero con estos siete normalmente cubres todos los aspectos del entrenamiento emocional y pueden colaborar a que sea más lógico y consecuente.


¿Quieres conocer cuál es la parte II de tu entrenamiento mental?

#coach #coaching #emocional #training #entrenamiento #sefpremiumclub

Contacto

© Copyright 2020 SEF Services

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now