El EQ influye más que el IQ en el éxito

Actualizado: jun 8

Un estudio de Harvard revela que un equipo con alto nivel de Inteligencia Emocional (EQ) tiende a tener mejor rendimiento que uno formado sólo por las personas más inteligentes de la empresa, es decir, con alto Coeficiente Intelectual (IQ).



Digamos que está formando un equipo para abordar un proyecto crítico para tu negocio.

¿Cómo decides a quién asignar a este trabajo esencial? ¿Eliges a las personas más inteligentes de la empresa? ¿O buscas algún otro equilibrio entre habilidades y experiencias?

Los empresarios y otros líderes luchan con este dilema todo el tiempo.


Una nueva investigación realizada por investigadores de Harvard y publicada por la Oficina Nacional de investigación económica ofrece orientación concreta.


EQ supera a IQ para el trabajo en equipo


La configuración de la investigación fue simple. Los investigadores reclutaron 255 voluntarios y luego los evaluó usando pruebas estándar de inteligencia y personalidad antes de asignarlos a trabajar en grupos para resolver problemas difíciles. El equipo de investigación analizó qué rasgos entre los miembros predijeron un desempeño sobresaliente por parte del grupo.


Resulta que el alto coeficiente intelectual no se correlacionó con mejores resultados. ¿Qué fue, entonces? Como Sarah Todd ha destacado en Quartz recientemente, la variable clave que incrementó el rendimiento que el grupo estaba teniendo fueron los miembros con una inteligencia emocional (EQ) particularmente alta, medida por un prueba psicológica común que hace que los sujetos adivinen las emociones de las personas al mirar sus caras.


¿Por qué los tipos socialmente sensibles aumentaron el rendimiento más que los cerebros más brillantes? Los investigadores descubrieron que aquellos con un EQ alto eran mucho mejores para mantener a sus equipos en la tarea y trabajando eficientemente. También parecen motivar a los miembros de su equipo a trabajar de manera más responsable y diligente cuando están completando el trabajo individual.



Los estudios están de acuerdo: EQ está subestimado


La conclusión aquí es bastante clara: cuando estés formando un equipo, asegúrate de considerar las habilidades emocionales tanto, si no más, que las intelectuales. Pero aunque la idea parece sencilla, podrías encontrar resistencia por parte de algunos jefes más acostumbrados a valorar las contribuciones individuales de los miembros del equipo.

Si ese es usted, podría ser útil saber que este estudio no es un caso atípico.


La investigación de Google descubrió que el EQ importa más que el IQ o la competencia técnica para convertirse en un gerente exitoso. La investigación de Columbia sugiere un ROI (return on investment), es decir, que una re-inversión en trabajar para mejorar tu EQ es mucho más recomendable que trabajar para ser más inteligente. Y otro estudio de Yale mostró que aquellos líderes con un EQ alto, toman mejores decisiones.


Por tanto, la próxima vez que tengas que resolver un problema complicado, no solo busque a las personas más inteligentes de la oficina. En su lugar, priorice las habilidades sociales al armar su equipo y será mucho más probable que vea mejores resultados más rápido que si solo se enfoca en el coeficiente intelectual.


#empresas #liderazgo #equipos #motivación #inteligenciaemocional #softskills #pdsk

Contacto

© Copyright 2020 SEF Services

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now